Año en que se Origino el Trabajo Social en El Salvador

Año en que se Origino el Trabajo Social en El Salvador.

Considerando a América Central, presento algunos rasgos que caracterizan La región. Sus patrones de producción inscritos en el capitalismo dependiente son fundamentalmente de vocación agroexportadora en la primera mitad del siglo XX. En la fase internacional del capitalismo monopólico, Centroamérica se integra mediante el llamado Mercado Común Centroamericano para facilitar el tránsito de mercancías en el naciente proceso de “industrialización”, por la vía de la “Sustitución de Importaciones” que fue el escenario de la ampliación mediante filiales de las transnacionales norteamericanas en la región. La Centroamérica de los años 1950 y 1960 expresa manifestaciones de la decadente economía agraria y la incipiente industria asentada en las ciudades. Este proceso dio lugar a migraciones del campo a la ciudad, a la pauperización de las poblaciones campesinas y, la consiguiente presión social sobre la tierra, unida a los precarios asentamientos urbanos carentes de servicios públicos y condiciones básicas para la vida. Todo ello configura crudas condiciones de existencia agudizadas con las débiles mediaciones de política pública por parte del Estado. Las condiciones de vida y los regímenes de gobierno de orden dictatorial propiciaron el surgimiento de movimientos contra-hegemónicos, que por la vía armada, la guerrilla, ponían en cuestionamiento la legalidad y legitimidad de tales regímenes. Ante omisiones o débiles respuestas en materia de política social, la existencia de la profesión en la región es un tema que adquiere relevancia diferencial a cada contexto particular.

La región registra en su historia reciente: dictaduras en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y, movimientos guerrilleros y guerras declaradas que, culminan con la dictadura somocista en Nicaragua, la instalación del gobierno sandinista y luego la contra-revolución. Por su parte, los Acuerdos de Paz de la década del noventa en El Salvador y Guatemala dan inicio al proceso de democratización. En Centroamérica, la mayoría de las escuelas de trabajo social nacen en el contexto de la lucha social; la Institución de seguro social en muchos de esos países, presenta el trabajo social como uno de sus apéndices. Consideremos por ejemplo El Salvador, según los datos de Z. Silva (2007) en el libro de Alayón (2007), el Instituto de Seguridad Social de El Salvador recibe asesoría fundamentalmente de Chile, Uruguay, y la escuela superior no universitaria de trabajo social que se abre en 1953 y va hasta 1980. Durante la década de los años 80 la universidad salvadoreña fue ocupada por el ejército. En 1981 se ubica en un Instituto tecnológico en atención a la reforma educativa de 1981 que coloca los procesos de privatización de la educación superior, creándose 46 universidades, en 12 de las cuales se abre la carrera de Trabajo Social con una exigencia de dos años de estudios. En 1995 la Ley de Educación Superior repercute en cierres de universidades privadas, quedando para el año 2004, cinco universidades privadas, en una de ellas la Universidad Luterana donde se forman profesionales en promoción social. En 1991 el Ministerio de Educación aprueba la apertura de las universidades; y en ese marco ocurre un proceso en que la escuela de Trabajo Social se inserta en el campo universitario en 1999, e inicia la formación universitaria hasta el año 2002 y la escuela en el campo universitario otorga la licenciatura de trabajo social. En El Salvador existe una Asociación de Trabajadores Sociales desde donde se dieron importantes luchas por la existencia de la carrera con rango universitario.

 

Etapas del Trabajo Social en El Salvador

El origen del Trabajo Social en El Salvador no es un hecho separado del contexto de América Latina, sino parte de las mismas tendencias que se establecen e influencian los quehaceres profesionales en los ámbitos regionales, nacionales y locales. Su génesis está más que toda ligada al desarrollo del capitalismo de avanzada, y es precisamente sobre los cimientos de este enfoque que el Trabajo Social se traslada a nuestro país con el claro propósito de paliar los problemas estructurales, la pobreza y condiciones adversas de bienes y servicios de la población mayoritaria. Sobre esta premisa, se puede intentar un acercamiento a la realidad del Trabajo Social en El Salvador tomando como referencia cinco etapas predominantes:

 

 Asistencial Psicología

Se incorporó a El Salvador en los años 50. Esta tendencia asistencial que reduce los problemas humanos estrictamente en el plano psicológico. Consiste básicamente en una atención individualizada o concentrada en la persona. El enfoque fue adoptado del Trabajo Social de la escuela de Chile, el que éste se ilustró de los servicios asistenciales de Europa. En el caso salvadoreño fue adaptado metodológicamente, dado que sus bases eran inadecuadas a nuestra realidad social. El enfoque fue técnico-científico en el ámbito micro-social. Su campo de aplicación giró en torno al caso, que significó el eje de la formación de los profesionales de la escuela de Trabajo Social tradicional. Con base en las exigencias teórico-metodológicas de la época gradualmente se fueron agregando el servicio social de grupo, la sociología, dinámicas de grupo y las terapias como una intermediación en los conflictos sociales.

 

Asistencial Sociología- Desarrollista

 Fue una corriente de pensamiento surgida en los años 60. Su punto de partida estaba centrado en el estudio, diagnóstico e interpretación de la sociedad Latinoamericana basados en los mecanismos de integración promovidos por la Comisión Económica para América Latina. El Trabajo Social adquiere una proyección macro-social, ya que era la corriente predominante que buscaba elevar los precarios niveles de desarrollo de las sociedades en el continente, pero dejando al margen las causas estructurales, las variables de la dependencia y los factores externos del subdesarrollo. A finales de los años 50 se incorporaron a los programas de estudio las cátedras de Trabajo Social de grupo y desarrollo de la comunidad, cuyos enfoques trascienden del plano micro-social al macro-social. Estos métodos esenciales del Trabajo Social se aplicaron hasta 1962. Al mismo tiempo, en esta década se realizó una labor social en la promoción de programas de ayuda mutua, esfuerzo individual, cooperativo, desarrollo de la comunidad. Estos campos de aplicación estuvieron influenciados por los intereses institucionales y políticos del momento histórico, aunque hubo pretensiones de que el Trabajo Social fuera científico, pero al margen de lo político e ideológico.

 

Reformulación Conceptual

 Esta etapa imperó en el Trabajo Social desde mediados de los años 60; su corriente de pensamiento fue la llamada “Re conceptualización” que es un término que se estableció en la práctica. “Re conceptualizar no es un término híbrido, ni un barbarismo, pero tampoco es una expresión que designe adecuadamente el fenómeno acaecido en el servicio social latinoamericano. Es un término que quedó consagrado de hecho e impuesto mundialmente” (Ander-Egg, 1984)

 

La reformulación conceptual del Trabajo Social no surgió de manera aislada o antojadiza en América Latina, sino que fue parte integral de un proceso crítico en los círculos académicos, intelectuales y en el ámbito de las áreas de aplicación, que buscaban soluciones a la crisis y elementos obsoletos que limitaban el desarrollo de la carrera. Los supuestos de este replanteamiento fueron:

 a) Lo científico, tecnológico y metodológico como medio de constitución de una nueva ciencia.

 b) Mayor relevancia en lo ideológico, político y profesionalización.

 c) Tendencia centrada en la vida cotidiana: la práctica y renovación como desafío existencial.

 

El método científico es la columna vertebral del Trabajo Social, y es el eje para la formación de los profesionales en este campo. En la “Re conceptualización” se criticó la educación tradicional y los esquemas de trabajo conservadores, desfasados y obsoletos. Las incidencias de esta etapa en la formación y práctica profesional generaron una competencia de los dos enfoques diametralmente opuestos en el ámbito académico y espacios laborales del Trabajo Social en El Salvador. En definitiva fue la realidad política y social determinante la que condicionó una adaptación profesional, en tanto que las políticas institucionales predominantes restringieron los espacios para ejecutar las nuevas ideas, conceptos, definiciones, metodologías y formación profesional que emanó del debate académico de la “Re conceptualización”.

 

Trabajo Social y Crisis Social

 El período de 1979 a 1985 se caracterizó por el inicio de la crisis socio-política que incrementó las contradicciones y convulsiona a El Salvador hasta desencadenar el conflicto armado y su intensificación. Dentro de ese contexto y difíciles condiciones políticas e ideológicas desaparece la escuela de Trabajo Social nacional, y ante el vacío, se originan institutos tecnológicos y universidades privadas con la carrera de Trabajo Social. A partir de 1981 se establecieron en la carrera de Trabajo Social definiciones como:

 Promotor Social: no posee estudio en Trabajo Social, pero se les da el nombramiento como tal por que realizan tareas de promoción social haciendo las diligencias conducentes para ese fin; particularmente en el funcionamiento de programas de trabajo cuya existencia es la atención a la población necesitada no sólo de ayuda material sino también de orientación.

 

Técnico en Trabajo Social: es el que posee conocimientos sistemáticos sobre la técnica social y los utiliza en forma profesional; recibe una formación en institutos tecnológicos durante un año y medio.

 

El Trabajador Social: es el profesional titulado de una escuela de Trabajo Social, institutos tecnológicos, universidades con carreras de salida intermedia, y los Trabajadores Sociales de la escuela de Trabajo Social tradicional. Estos profesionales tuvieron un proceso formativo teórico-práctico de tres años y realizaron un trabajo de investigación académica como requisito para graduarse.

 

Licenciado en Trabajo Social: es aquel profesional universitario que ha recibido una formación académica teórico-práctica durante cinco años; realizó y defendió ante un jurado una tesis para obtener su grado académico.

 

En 1984 se llevó a cabo el Primer Congreso Nacional de Trabajo Social denominado “Contribución del Trabajo Social a las Políticas Sociales de El Salvador”. Como resultado se orientó lo siguiente: “El Trabajador Social debe replantear su marco teórico, que permita reestructurar su metodología o crear nuevas estrategias metodológicas, para ello debería enriquecerse, con base en la interpretación científica de la sociedad, a través del análisis económico, político, social e histórico de la realidad nacional”. En este espacio de reflexión y análisis de la función del Trabajo Social se hace una revisión acertada de la realidad socio-histórica-política de la coyuntura que atravesaba El Salvador en ese momento. Todo eso tuvo incidencias que se expresaron en cambios en los diversos campos de aplicación, pero con mínimas repercusiones en el escenario de la crisis, conflicto armado, y el proceso social que se evidenciaba en ese período.

 

El lustro de 1986 a 1991 se caracterizó por una práctica del Trabajo Social en donde descollaron áreas de trabajo como:

•Promoción de la Organización Rural: fueron promovidas la formación y capacitación del liderazgo sectorial; la investigación de los fenómenos sociales, la promoción y organización de recursos, programación y evaluación de proyectos, pero con limitaciones en el cumplimiento de metas institucionales en la implementación de proyectos de corto y mediano plazo, en tanto que no estaban sincronizados con la realidad, exigencias y necesidades.

•Desarrollo Comunal: se amplió con el surgimiento de muchas organizaciones no gubernamentales (ONG) que impulsaron programas y proyectos en el área urbana y rural para beneficiar a un gran número de personas y comunidades que viven en condiciones de extrema pobreza. A su vez, las actividades de estas organizaciones sociales adquieren relevancia; se intensifica su cobertura y acción social colectiva con las necesidades humanas e infraestructurales que surgen con el terremoto del 10 de octubre de 1986 que ocasionó significativos daños fundamentalmente en San Salvador y los municipios de su contorno.

•Trabajo Social Hospitalario, Educativo y Asistencial: continuó manteniendo su perfil tradicional combinado con necesidades surgidas del conflicto bélico y catástrofes naturales. Por su misma naturaleza no logra ampliarse a sectores mayoritarios de la población, sino que su labor social se enfoca básicamente en el plano sectorial y especializado, aplicando los métodos de Trabajo Social de caso y grupo circunscrito al ámbito familiar.

•Formación Profesional: siguió con su proceso de desarrollo y muchas universidades privadas promueven e imparten la carrera de Trabajo Social. Este es un parámetro que identifica la demanda y requerimientos sociales de la etapa. Dadas las condiciones favorables se potencia el interés de muchas personas para estudiar esta profesión; aunado al interés de Promotores Sociales, Técnicos en Trabajo Social y Trabajadores Sociales por continuar superándose hasta culminar el grado de Licenciatura.

 

Trabajo Social y Acuerdos de Paz

 El 16 de enero de 1992 se firmaron los acuerdos de paz entre el Gobierno de El Salvador (GOES) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN)

 En el ámbito de la acción social se destacan los siguientes Acuerdos de Paz:

•La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.

•El Tema Económico-Social.

•El Problema Agrario.

•Crédito para el sector agropecuario y la microempresa.

•Medidas para disminuir el costo social de los programas de ajuste estructural.

•Modalidades para la cooperación externa directa para impulsar programas de distribución de tierras.

•Establecimiento del Foro de Concertación Económico y Social.

•Plan de Reconstrucción Nacional (ONU, 1992)

 Ante la nueva realidad que se presentó en la posguerra se abrieron nuevos horizontes para el profesional en Trabajo Social, pero también desafíos y exigencias técnicas y metodológicas; en tanto que el Trabajo Social tenga la posibilidad de ejecutar en sus diferentes espacios de acción el desarrollo de los componentes sociales de los acuerdos de paz, puesto que los sectores meta más vulnerables de la población, que son a quienes van enfocados estos acuerdos, son sujetos esenciales del Trabajo Social. Con base en este escenario, se abrió un debate sobre el reacomodo y reorientación de la función del Trabajo Social. La formación universitaria ante esta transición persigue dotar a los profesionales de las técnicas, metodologías y herramientas teórico-prácticas para desenvolverse en una sociedad contemporánea compleja y contradictoria; donde han surgido nuevos espacios, actores y temas sociales vitales para la democracia, respeto, tolerancia, educación y cultura cívica de la sociedad en su conjunto.

Deja un comentario o(‧'.'‧)o

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s